Los sellos no pueden mirarse únicamente bajo el aspecto filatélico; cada ejemplar tiene suficiente carácter para