A la hora de comprar cartas sueltas por internet, el no poder ver físicamente la carta